Altered States; el fascinante estado de locura que te volará la cabeza

En 1980, bajo la dirección de Ken Russell, llegó a los cines la película de ciencia ficción, Altered States. También, es conocida como Estados Alterados o Un viaje alucinante (al fondo de la mente), y está basada en la novela homónima escrita por Praddy Chayefsky. Igualmente, el escritor fue el guionista, pero al sentirse decepcionado con el resultado final, no quiso verse involucrado, y el guion se acreditó al pseudónimo Sidney Aaron.

El protagonismo de la cinta recae en William Hurt y en la actriz Blair Brown. Además, como dato curioso, fue el debut de la actriz Drew Barrymore, antes de E.T.

A pesar de las complicaciones que tuvo la cinta durante su rodaje, el resultado final no es desastroso, al contrario, es un filme muy interesante. De hecho, considero que es una película que se puede desmenuzar por la poderosa carga simbólica reflejada en las alucinaciones del protagonista.

Incluso, cuando los personajes dicen sus diálogos de forma muy casual, estos sirven para ir tejiendo la trama y comprender los sucesos que se van mostrando.

De manera similar, el ritmo de la historia es un sube y baja de emociones y cuestionamientos, porque no se encasilla en la ciencia ficción. Dentro de los temas que aborda también explora el drama, amor y terror. Sobre todo, las partes más fascinantes de la película son las alucinaciones del protagonista, que causan desconcierto, y quizá, temor en quien las mira.

Ciertamente, al principio creí que era una trama interesante, pero “viajada” y confusa, aunque, en realidad, tiene muchos aspectos a analizar para lograr interpretarla. Puede que también sirva dividir la trama para comprender el proceso físico y mental del personaje principal.

La privación sensorial y los estados de consciencia como premisa inicial

En primer lugar, hay que comprender de qué trata, aunque, a mi modo de ver, la sinopsis suena muy sencilla para lo fascinante que puede ser.

El científico Eddie Jessup (William Hurt), cree que hay otros estados de conciencia que son tan reales como la vida cotidiana. Utilizando la privación sensorial y añadiendo medicamentos potentes y alucinógenos, investiga estos estados alterados y soporta experiencias que hacen que la locura parezca una bendición.

Sinopsis oficial Altered States

Desde el primer momento, nos vemos inmersos en un experimento que es divertido ante los ojos del científico Eddie Jessup, y tenemos una breve explicación. Dentro de un tanque con agua, se lleva a cabo la experiencia de privación sensorial, lo que permite tener alucinaciones; debido al estado al que se someten las estructuras cerebrales.

Una idea fundamental en el protagonista es que no acepta la existencia de la locura, lo ve como otro estado de conciencia. Más tarde y, conforme la trama se desarrolla, busca demostrar que los estados de conciencia son tan reales como el estado actual.

Asimismo, y algo primordial que se explota en la trama, es que esa realidad puede ser exteriorizada.

En un principio, el mismo Eddie admite que no sabe lo que busca con ese experimento y habla de ello como algo sin grandes repercusiones. Sin embargo, poco después descubrimos que hay una fascinación detrás: le intrigan las experiencias religiosas que experimentan los pacientes esquizofrénicos en alucinaciones.

Asimismo, un personaje fundamental es Emily (Blair Brown), una joven que se enamora de Eddie. Desde el momento en que lo ve, este tiene una apariencia mística, rodeado de luz blanca donde nada más se aprecia, como si hubiera encontrado todo en él.

"Altered States" poster oficial
Foto. Original Film Art

La carga simbólica desde la religión

Eddie le confiesa a Emily que de niño tenía visiones religiosas, pero dejó de creer en Dios por la terrible muerte de su padre. Lo anterior, no solo representa un trauma arraigado, sino la razón por la que, en apariencia, renunció a la religión y se entregó a la ciencia. Igualmente, deja ver que en la vida encuentra sufrimiento.

Desde la primera visión de Eddie desde el tanque, vemos reflejado el trauma y tenemos una gran carga de símbolos ligados a la religión, que pasan rápidamente, con tintes de terror.

Cuando las alucinaciones son más fuertes, hay otra secuencia muy simbólica y maravillosa, en donde aparece con Emily en un jardín, y ella le comparte de lo que come. Posteriormente, Eddie es asfixiado por una serpiente y la escena se alterna con otra donde está besando a Emily; seguidamente, sus ropas blancas cambian a atuendos rojos y juntos avanzan a la destrucción.

Por lo tanto, lo tomo como referencia a Adán y Eva, donde ella le da de comer del árbol del conocimiento, por lo que son expulsados del paraíso.

También, creo que demuestra la lucha interna de Eddie entre el amor que siente por ella y su obsesión por llegar a la verdad de la humanidad. Inmediatamente, la escena transcurre lenta, e inquietante, cuando los vemos convertirse en polvo.

Quiero destacar que, con sencillos efectos, el filme regala grandes escenas de cine experimental y la experiencia del “viaje” al estar drogado.

La obsesión en la búsqueda del yo original

Eddie decide casarse con Emily y, luego de siete años, confiesa que la cotidianidad lo está volviendo loco. Evidentemente, ha perdido el sentido de su vida y nada lo satisface, él busca un logro mayor y no sufrir con Emily o realizar investigaciones irrelevantes.

Contrario a ella, no ve en el amor una razón suficiente para existir. Durante toda la película es muy evidente cómo desvía el tema del amor hacia su investigación; así como el egoísmo de conocer su propio sentido de existir, como uno solo.

Por consiguiente, establece que la consciencia más antigua, su yo original, está encerrado dentro de su mente; y que hay un camino fisiológico en el sistema límbico para llegar hasta él.

De manera similar, dice que sin Dios no puedes explicar el horror sin sentido que es la vida, y el yo verdadero ayuda a afrontarla.

El inicio del estado de locura

Con el objetivo de encontrar a su yo original dentro de su mente, viaja a México para consumir una planta psicodélica que evoca recuerdos muy antiguos. De hecho, un chamán lo describe como el alma que regresa a la primera alma, lo que Eddie interpreta como el ser antes de nacer.

Ciertamente, aquí comienza la expansión de la mente de Eddie, mientras juegan con nuestra mente de espectador. Sus gestos indican un claro acercamiento a la locura y a la deseada verdad que empieza a manifestarse; una mezcla entre fascinación y horror.

Me intrigó la presencia de un lagarto, pero más la razón por la que lo mata. Por esto, busqué el significado de los lagartos y encontré algo mucho más profundo de lo que pensaba.

Resulta que, en cuestiones místicas, el lagarto hace referencia al ego y se enfoca en la cotidianidad, así como en la percepción de la realidad. Igualmente, tiene que ver con los viajes a “otros mundos” cuando no se aprecia lo que se tiene en la vida por la percepción con que se mira.

Claramente, Eddie está frustrado con su realidad y por eso se busca a sí mismo, y al matar al lagarto, es porque no quiere renunciar a esa búsqueda a ciegas.

Alucinación en el filme Altered States
Foto. California Herps

El proceso evolutivo

En consecuencia, empieza la parte más alucinante y, quizá, más oscura de la película. Eddie tenía la certeza de que los pacientes esquizofrénicos cambian físicamente al adaptarse a la imagen esquizofrénica de sí mismos.

Por esta razón, mezcla la droga mexicana con el tanque de privación sensorial y esto le permite manejar su estructura celular.

Parece que, la droga tiene una sustancia que va al cerebro y al núcleo de las células, lo que le facilita exteriorizar sus alucinaciones primitivas y reconstruirse. Eventualmente, adquiere características de los primates hasta convertirse por completo en uno.

No obstante, lo verdaderamente significativo es cuando declara que fue un momento supremo de satisfacción el tener que ocuparse de saciar sus instintos. De hecho, creo que lo satisfactorio fue lo simple que resultaba la vida en ese instante.

Es evidente que entre más retrocede en el tiempo dentro de su mente, más se acerca al futuro sufrimiento que le traerá conocer la verdad. Lo que me intrigó, fue una escena donde se le retrata como un ser oscuro, vacío, que se aleja de su humanidad; contrario a cómo lo vio Emily por primera vez.

A pesar del peligro, él no se detiene y realiza el experimento de nuevo. Esta secuencia es muy intensa, Eddie logra romper la barrera mental, o en términos del chamán, ve la grieta. Por lo tanto, llega al principio de todo y él se transforma en una masa amorfa mientras es consumido en el inicio de la vida. Sin embargo, Emily vuelve a estar presente, para liberarlo de la oscuridad.

Eddie Jessup en Altered states
Foto. Kült Alt

Una peculiar historia de amor

No quiero ahondar mucho en la parte final, pero he de confesar que sí me asustó un poco. Eddie declara que el principio de la vida es un verdadero terror y descubrir la verdad fue un horror, pero cree que ya es tarde para librarse de eso.

Y, una vez más, se transforma en una masa amorfa que es la viva representación de ese horror dentro del vacío.

Cuando esa representación alcanza a Emily y empieza a consumirla, Eddie logra luchar contra sí mismo para liberarla. También, deja de evadir el tema del amor y se abrazan, en lo que, considero, es otra clara referencia a Adán y Eva.

La transformación de Emily ante el contacto con Eddie Jessup
Foto. Midnight Only

El verdadero sentido de la existencia

En realidad, me gustaría profundizar mucho más en varios aspectos de la película, porque se presta mucho al análisis y debate en varios momentos. Sin embargo, vale la pena darse la oportunidad de apreciarla e interpretarla por uno mismo.

Este filme puede ser abordado desde un lado más científico, religioso o psicológico, hasta filosófico. Por lo tanto, creo que cada espectador puede verlo desde una perspectiva distinta o simplemente puede no agradarle a todo mundo.

No obstante, concuerdo con quienes piensan que el final no es el mejor, ya que me dejó un sabor agridulce con la cuestión romántica. El filme mantiene un ritmo inquietante que provoca ansiedad desde la obsesión de su protagonista, pero este ritmo parece caer ligeramente al final.

Sin duda, es fascinante el recorrido que hacemos en la mente de Eddie, pero creo que el final entrega un mensaje sobre el verdadero sentido de existir. También, profundiza en que somos más que un proceso evolutivo, lo que nos hace humanos es lo que podemos vivir, sentir y descubrir a lo largo de nuestra existencia.

Seguramente, quienes vean este filme podrán sentirse como la descripción que se hace al inicio de la película, respecto a quienes se sometieron al experimento. Para algunos podrá ser una película emocionante, para otros alucinante y, unos cuantos, la encontrarán incómoda.

William Hurt como Eddie Jessup en Altered states
Foto. Midnight Only

Te puede interesar: Una mirada a Planeta Salvaje; dominantes y dominados

Referencias:

About Author /

Start typing and press Enter to search